¿CUÁNTO VALE UN BORRACHO?


Entiendo que quieres mucho a tu familia

Me imagino que les evitarías los vicios a ellos

¿Comprendes  lo que hace el alcohol al cerebro?

¿Qué tanto tendrías que ocuparte por un borracho?

Pues depende, habrá que ver si es de tu familia; o si no

Tiene que considerarse si es un pobretón, o es adinerado

Si tuvo la oportunidad de adquirir una buena educación o no

Si es un jovencito de 12 años o una persona  de edad avanzada

Si es una mujer joven y guapa o una anciana oronda o esquelética

Si es tu amigo o alguien agresivo que siempre te ha tratado muy mal

Yo vi uno que estaba herido que aparentemente a nadie le importaba

Estaba  descalabrado, sucio de la ropa; e ignoro si dormido o desfallecido

Solo pasaban a su lado y algunos tenían que brincarlo; pero todos con miedo

Llamé al 911 y llegaron los paramédicos en muy poco tiempo; son formidables

Lo auscultaron, atendieron su herida, no podían hacer nada más; y allí lo dejaron

Por cierto, es curioso pero la policía no recoge a los que no pueden pagar las multas

Vi a otro que llegó en la noche a un grupo de esa gente loca que ya no quiere beber

Era un grupo siempre abierto las 24 horas, sesiones continuas; para el que necesite ayuda

El hombre llegó allí,  supongo porque seguramente algún día consideró  parar de beber

Pero no le alcanzó el tiempo, los demás pensaron que se había dormido, pero; murió

Tempranito, por la mañana  para no variar otra vez los paramédicos; lo recogieron

Diría que entró al grupo y allí dejo de beber, solo que fue un poco tarde ¿verdad?

Realmente la sociedad causa sus propios problemas y los critica hipócritamente

Unos dan las licencias para los negocios, cobran impuestos, hacen las cárceles

Otros más veneran al vino como vehículo de celebración de los ritos y bodas

Otra cosa,  a los que ostentan  el poder les conviene que la gente no piense

Es una verdad que no todos los que toman alcohol se vuelven alcohólicos

Y ese es el problema, cuando alguien sabe que lo es, ya no hay remedio

Entonces  para que esto que he descrito tenga sentido y valga la pena

Al menos a usted, que todavía es joven; le convendría  cuestionarse

¿Qué tanto puedo evitar que algún ser querido mío beba alcohol?

¿Qué tipo de ejemplos no tiene que ver mi hijo en nuestra casa?

¿Puedo romper con la cadena de celebrar emborrachándose?

¿En que podríamos utilizar el dinero que gastaba tomando?

¿Necesito realmente alcohol para recibir a mis invitados?

¿Y si un hijo mío se llega a matar manejando tomado?

¿Muchas cosas a considerar para elegir lo correcto?

No, no lo creo, no son muchas: es  solo la familia

Los buenos amigos y los parientes entenderán

Y de los que se alejen, más vale que así sea

¡Vivamos sobrios las alegrías y las penas!

10 Respuestas a “¿CUÁNTO VALE UN BORRACHO?

  1. Todo un comentario, reposado y completo. Está muy bien y porque llamada es a la inteligencia en buen conducirrse, que sus interrogantes discursivos llegan e invitan con concreto acierto.
    Te señalo dos ideas personales sobre el escrito: para elegir lo correcto, la familia, si pero como segundo escalón de ayuda; para mí, el primero esencial es uno mismo y la luz de su guía interior si recto es.
    La otra: a los que tienen el poder les interesa que la gente no piense. Es muy posible, te lo concedo -y ya lleva dinamita el asunto-, pueda ser así, que además el poder es asunto muy amplio y potente. Pero al que más debe interesar el pensamiento reflexivo exigente -el divergente por caso, y ya precisa de mucha fuerza- es a cada uno, el propio y personal. Y ya muchos poderosos o menos poderosos, se preocuparían seriamente con sus actos.
    Sobre tus ideas, las mías te añado, con confianza afecta.
    Un gran saludo, buen Carlos y amigo.Buen día, Al

  2. Y concuerdo contigo en todo desde luego, es claro que cuando la fruta madura sabe mejor; de cuando yo estaba verde casi no me gusta ni acordarme.
    Me divertí como pocos, era prepotente, vanidoso, egoísta y hasta llegue a alardear que podía lograr que la gente hiciera mi voluntad cuando me lo proponía.
    Todo tiene un precio y lo pagué, hoy soy la otra cara de la moneda y todos los errores cometidos me dieron, ¡Gracias a Dios!, la experiencia y el conocimiento necesarios para hacer mejor mi trabajo como padre cuando los problemas suelen ser ya mayúsculos.
    ¡Que tengas un magnifico día Alfredo!

  3. Respondiste, al fin, en condición adecuada; tocaste lo más fuerte contra ti mismo, pero saliste con lo conveniente y en gran talante. Y eso te pone en alto, y redime. Las personas tienen sus tentaciones; importa hacer lo más importante después, y eso pasó.
    Norabuena, Carlos. Hasta otra. Un abrazo.

  4. Gracias Alfredo, hasta luego.

  5. !Qué razón! Como un mismo resultado, según sea su prodecencia, genera composión o no en nuestros amor. Triste pero real.

  6. Hace mucho tiempo, en un día de navidad, mi hijo de diez años de edad se acercó y me dijo:
    Yo no te puedo pedir que no tomes porque veo que te gusta mucho el licor. Pero, por favor, cuando tomes no hables. Porque las malas palabras que estabas diciendo anoche, y las cosas que contabas, sin ningún respeto por mi mamá, ni por las demás familias que nos estaban visitando… Cuando te emborrachas eres como un extraño que se mete a nuestra casa, y las cosas que dices nos ofenden a mi hermanita y a mí… En esos momentos nos da vergüenza que seas nuestro padre…
    Ocho años después, El día de su graduación de la Highschool, mi hijo llegó un poco tomado.
    ¿Sabe qué, m’ijo? —le dije al día siguiente. Hace muchos años usted me pidió que dejara de tomar. No he tomado desde entonces. Ahora escúcheme usted a mí. El licor le va a hacer mucho daño a usted y a la gente que lo ama. No comienze su vida tambaleándose y diciendo y haciendo estupideces como hice yo.
    Ha pasado ya algún tiempo. Mi hijo no bebe. Yo tampoco. Tenemos nuestras celebraciones en paz, en la armonía que se funda en el respeto y la alegría.
    ¿Qué hubiera pasado si cuando habló él conmigo esa mañana de navidad yo lo hubiera ignorado? ¿Cómo serían nuestras vidas. ¿Serían vidas nuestras vidas?

  7. Yo te puedo garantizar que sería peor que mil infiernos.
    Te felicito sinceramente y tu hijo tambien, ahora es mas poco probable que un nieto tuyo vaya a ser tomador, sin embargo recomiendo a tu hijo que nko baje la guardia, y me disculpo por atreverme.
    Hasta luego…..

  8. Más triste todavía que éste es un mal endémico, cultural y hasta hereditario, supongo que también genéticamente pero aún cuando no fuera así, cuando los niños ven beber a sus padres, parientes, amigos, vecinos y como parte de las celebraciones o como remedio para la tristeza…….
    ¿Qué podemos esperar?

  9. La estructura de tu escrito es genial!, y lo que dice es tan cierto y triste. Lo que causa una bebida y la sociedad.
    Exito!

  10. Lo copié de un amigo del que me gusta mucho su obra y enseguida te doy el link por si quieres ver como lo trabaja, pero no sin antes agradecerte tu visita y espero verte por aquí frecuentemente. Ésta es tu casa.

    http://alpuymuz.wordpress.com/2012/12/01/espacio-testimonio-ocasional-9/

Deje un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s