¡EL CANTO!


Copy of img002

Tienes en tu cuerpo divino el aroma de una flor

En tus mejillas un rubor carmesí

La mirada de una Diosa

Y de las hadas

¡EL CANTO!

17 Respuestas a “¡EL CANTO!

  1. Hay que leer el poema para comprender el título; el broche de oro.
    Dicen que nadie puede leer los pensamientos de los demás. Pero cuando leemos la inspiración de un artista estamos leyendo sus pensamientos más profundos.
    Gracias, Cantador.

  2. Para mi estar expuesto en un Blog es una nueva experiencia, por muchos años guardaba mis “cosas” en un cajón de mi escritorio, como si fueran secretos, con temor a mostrar como sentía y pensaba.

    Afortunadamente uno cambia y al leer a los compañeros aprende uno a que siempre hay palabras más hermosas, o más amargas para describir los sentimientos.
    Muchas gracias por leerme, para mí es un gusto leerte.
    Hasta luego….

  3. que viejo más enamorado, saludos

  4. Gracias mi gentil amigo, la verdad es que estoy enamorado de ella desde Agosto de 1975, la fotografía es de cuando recién me había regalado a mi segundo hijo.

  5. Me voy a repetir el comentario de la entrada anterior, y no.
    ¡Qué buen canto, cantador! Tiene una salvedad: por lo que sea, este me gusta más que el anterior.
    Pero eso no es todo: si te es de buen grado, un favor: ¡ponme a los pies de esa hada y diosa, de tu mujer!
    Amigo Carlos: encantado de mandarte un buen abrazo. Al.

  6. Tú ya sabes que somos amigos, que te respeto como escritor, que si algún favor se te ofrece y que esté en mis posibilidades ayudarte lo hago, pero ¡No!

  7. Sin conocerlo – sinceramente me da gusto saber del amor que siente por su linda esposa.

  8. Es la única manera como concibo la vida; vivir enamorado.
    Sé que soy afortunado también de que ella sea una gran persona y me haya querido en un principio y después me haya consecuentado que yo era muy alocado; y ahora ya somos una sola persona.
    Gracias….

  9. Que Dios los siga bendiciendo.

  10. Igual que a ti RoSy, gracias….

  11. Imagino por donde camina tu No, Carlos, y no me duele, ¿cómo podría?; pero era grandísima fórmula de respeto antes generalizada y ahora pedida, al menos aquí. Y era guapa forma de respeto social. Con gusto la rescaté para ocasión tan especial.
    Hasta siempre. Abrazos…

  12. Mientras escribo estoy sonriendo con simpatía Alfredo, primero, porque intuyo, más bien porque sé, que eres muy respetuoso, propio, culto y educado. No malinterpreté nada, estaba seguro que algo por allí yo no comprendía.
    Entiendo y desconocía lo que hoy me ilustras pero sucede que en la cultura en la que me formé yo ya estoy a los pies de esa mujer y no quiero a nadie a mi lado, en su momento solo fruncí el seño y adivinaba que no lo captaba bien y mi reacción fue si la puedo ejemplificara así:
    Estamos en un baile en ambiente sano, amigos, vecinos, familia y hasta uno que otro niño por allí de entrometido también bailando con su pareja. Yo con mi novia mirándonos a los ojos, soñando, esperando ansiosamente para ser marido y mujer…….aspirando su perfume, y de pronto llega el mejor de mis amigos, el más serio, el más respetuoso, el mas propio y me pregunta que si puede bailar con ella, yo volteo a verlo, arqueo las cejas, le sonrío y ¿Alfredo, tú que le hubieras contestado?

  13. Hola Alfredo, hasta este momento vino a mi memoria esa expresión a la que te refieres de “Me pongo a sus pies Señora” pero ¿Qué quieres Alfredo? soy hombre de buena voluntad y apacible pero evidentemente me falta limar mi ignorancia y mejorar mi cultura, lo reconozco, pero aún así te admiro, te respeto; y trato de comportarme contigo como amigo.
    Y ahora te voy a regalar una brutalidad más, ¿Qué no podríamos ser tu el Quijote y yo el Sancho de la Poesía?

  14. Amigo Carlos, que lo suponía; y de de entenderlo tal tú, pues, ya pensaría igual. Era un gentilidad española de hondo arraigo cortés hasta hace años. Pero comprendo: un rey de España, cuando a la reina en una ciudad unos industriales le regalaron unas medias, él las rehazó no muy en talante alegando que “las reinas de España, no tienen piernas”.
    Bueno pues lo entiendo y acepto que no sabías de estas cosas de por acá: en tu casa, tú el rey, a t manera y fenomenal
    Bien, pues desde ahí, entuerto deshecho, echemos unas risas al aire y juntos. ¡Caray con las costumbres dstintas! Pero no nos aplastará eso.
    Un gran abrazo, Carlos.

  15. ¡Me has hecho carcajear a viva voz y mi esposa nadamás se me quedó viendo Alfredo!
    Que tengas un buen día…

  16. Encantado, Carlos, perfecto. Igualmente.

Deje un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s