¡ME DA GUSTO QUE TE HAYAS IDO!


 

ALPUYMUZ 
 En un torreón como este de la Ciudad de Granada, te quise haber tenido resguardada; para que no te fueras.

Doloroso es para nosotros los padres ver nacer a una muchachita, acostumbrarse a su dulzura, a sus gracias, a sus travesuras.

A su sonrisa y sus caricias y después, verla marcharse para hacer vida con de quien se ha enamorado.

Juntos  van a formar un nuevo hogar, es triste pero es como debe ser la vida, lo entiende mi razonamiento y lo rechaza mi corazón.

Le agradezco al cielo el que seas exactamente tal y como eres, era necesario ser así para poder lidiar conmigo.

No soy cerrado, soy muy posesivo, soy cobarde y soy frágil en mis emociones.

Tal vez no sea este un muy bonito regalo de cumpleaños, pero es una forma de decirte que te extraño mucho y que…………… tú ya sabes cuánto te quiero.

Y sí, ¡todo lo que ustedes quieran lo entiendo!

======================================================

Agradezco enormemente la generosidad del poeta, escritor, pintor y fotógrafo: ALPUYMUZ, de con quien me precio de llevar amistad. El es el autor del oleo que adorna  esta publicación y pueden ustedes leerlo en:

http://alpuymuz.wordpress.com

======================================================

Muchas gracias Alfredo

9 Respuestas a “¡ME DA GUSTO QUE TE HAYAS IDO!

  1. gaviotasinamor

    Hola Carlos, la verdad que en este sitio que gustaría retenerla, en un lugar lleno de embrujo y belleza este torreón, es un buen lugar, para hacerlo, es un sueño y además, pintado por Alfredo, pero la vida sigue y por mucho que nos duela hemos de dejarles ir y volar lejos, es la ley de la vidad!!
    precioso me has emocionado amigo mio
    Saludos

  2. Gracias Carmen, ¡es casi curioso! Pero siendo que mi hija es una de mis debilidades, es a la vez en buena medida una de las razones que me hacen ser fuerte.
    Yo nunca he visto a alguien tan mal encarado como yo estuve el día que se celebró su boda, tenía un dolor que no me cabía en mi pecho porque ya no iba a estar conmigo.
    Hoy aunque la tormenta ha pasado, siguen las aguas turbias, sigue el cielo nublado, la fortaleza y el dique se dañaron, pero siguen cuidando la casa a la que espero no le haga nunca falta volver; pero listo para recibirla si llegara a ser necesario.

  3. Me hace recordar que muchas veces me preguntó mi papá si realmente me quería casar. Hasta el mismo día me lo preguntó. Ese día estuvo muy callado. Al casarme no ha cambiado el amor que siento por el. Cada día lo quiero y lo adoro más. De seguro así es para ustedes también🙂
    Algún día supongo que me pasará algo similar con mi hijo y mis hijas…
    Pero – siempre queriendo lo mejor y la felicidad para ellos.

  4. Desde luego, y por eso uno tiene que aceptar lo que además es inevitable, gracias por tu comentario y ¡Buena Suerte!

  5. En fín, amigo: ya verás cómo puedes refrenarte esas ansias generales que un poco fuera de las leyes de la naturaleza te llevan para hacerte sufrir demasiado sin gran necesidad. La ley natural es así, y la de los hombres y mujeres en su llamada atábica de amor y libertad, también.
    Pero en cualquier caso, Carlos, entiendo tu trabajo y humano lamento. No sé si desentona de él la ilustración, pero me ha encantado su finalidad.
    Muchas gracias por tu impulso y amabilidad, buen día y un fuerte abrazo.

  6. No, no desentona, realmente hubiera preferido que nunca se hubiera marchado y me hubiera gustado tenerla en una fortaleza inalcanzable pero sé que eso no tiene ningún sentido ni lógica, pero tal y como dejé claro en la última línea: “Y sí, ¡todo lo que ustedes quieran lo entiendo!”
    ¡Y también entiendo que tal vez nunca me quiso mi suegro!

  7. Marco Gonzalez Silva

    Debe ser una gran dolor para un padre que su hija ya no viva con él cotidianamente, pero es la continuidad de la misma familia y de la sangre, Animo Tio, nuestras debilidades humanas de no querer que se alejen nuestros seres queridos del hogar son muy entendibles, sin embargo ella debe seguir viviendo su propia vida, tener su propia familia y escribir su pripia historia, solo queda ponerla en manos de Dios para que sus desiciones de vida sean las correctas. un fuerte abrazo.

  8. ¡Que tal Marco!, es un placer recibir un comentario tuyo, y sobre todo en algo tan personal, aunque contradictoriamente es también público. Sí, lo entiendo Marco, ahora, después de que no tengo ninguna queja respecto a Arturo, mi yerno, después de que nació hace ya más de 14 años mi primer nieto y al tiempo una chamaquita preciosa.
    Sin embargo me sigue agobiando el tenerla lejos, el no tener tampoco la posibilidad de visitarla mas frecuentemente, pero al final entiendo perfectamente lo normal de la situación.
    De hecho si no es por mi afición a escribir y siendo yo tan hosco y poco sociable en la vida real, nadie sabría de mis sentimientos.
    Cuídate y para mí ha sido muy valioso tu apoyo y este acercamiento familiar.

  9. Te entiendo: pero hemos de encajar en el sentido natural de las cosas, aunque pueda contrariar. Eso es realmente entender de las cosas y la vida. Y del resto: restañar si se puede o pelillos a la mar, que es olvidar.
    Saludos…

Deje un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s